La dama de los policiales

La dama de los policiales

La dama de los policiales
La dama de los policiales
La dama de los policiales
La dama de los policiales

Periodista, escritora y lectora voraz, compartió con Vinicius su biblioteca personal y anticipó su próxima novela. Sus autores más admirados, su compromiso con los temas de género y el arte de transitar entre la ficción y la realidad.

“Cuando sonó el teléfono ella sabía que la iban a matar”. Florencia Etcheves pronuncia palabra tras palabra de memoria y muy despacio, saborea cada una, sostiene un silencio histriónico al final, invita a compartir esa exquisita combinación de sintagmas que le da forma a su comienzo de novela favorito. El español Arturo Pérez-Reverte los escogió para dar inicio al libro La reina del sur, que se involucra en el submundo de los narcotraficantes y es uno de los preferidos de la periodista y escritora. “Ese comienzo te tiene de rehén, te secuestra en una línea”, dice admirada, sin darse cuenta que hasta en ese elogio espontáneo elige la jerga del género que atraviesa las dos facetas de su vida profesional: el policial.

Desde nombres clásicos del suspenso como Agatha Christie, hasta el sueco Henning Mankel o el contemporáneo Don Winslow descansan en los estantes de ese altar privado que para todo escritor es su biblioteca. También hay lugar para la nicaragüense Gioconda Belli, la colombiana Laura Restrepo y su adorado Stephen King. Los premios Martín Fierro que ganó por su trabajo como conductora en la señal Todo Noticias tienen tanto protagonismo como esos fetiches de tinta y papel que habitan cada rincón de la casa.

“Tengo una especie de compulsión con los libros, paso por una librería y siento que los necesito todos. Ahora me compré un Kindle e incorporé los +e-books+ para acceder a los que acá no llegan. Leo todo el tiempo, hasta mientras me peinan en el canal”, confiesa esta lectora voraz que tiene dos policiales de ficción editados por Planeta, La Virgen en tus ojos y La hija del campeón.

¿Cómo fue tu adaptación del trabajo periodístico a la escritura de ficción?

Al principio sentía un vacío tremendo por no poder chequear los datos. Cuando sos periodista y hacés policiales contás una causa, un caso, lo que dice el policía, el fiscal, un testigo. Tu habilidad es conseguir la información y transmitirla de forma clara. Me angustiaba tener que inventar. Pero a la vez me favoreció conocer la jerga, qué dice y cómo cada uno de los protagonistas de un caso. Me ayuda a darle verosimilitud a lo que escribo. Ahora estoy con mi tercera novela donde el personaje principal investiga una red de trata de mujeres. Es muy terrible, no tengo la maldad ni la perversión para imaginarlo, sino que está tomado de casos reales. La mecánica de la trata es real y quiero que quede claro que no es un invento mío, que la gente tome conciencia de que eso sucede a cuadras de sus casas. Siento un profundo compromiso con los temas de género, me apasionan.

¿Hay algún tipo de libro que te avergüence confesar que lees? ¿Cómo te llevás con los best sellers? 

No, al contrario, soy muy defensora de esos libros. Los escritores que escriben para la gente que no lee hacen la tarea primaria para que después otros autores que, a lo mejor, tienen más hondura puedan recibir nuevos lectores. Por ejemplo, Dan Brown de El Código Da Vinci vende millones y millones de libros a personas que no leen habitualmente. Él tiene una fórmula: cambia los personajes y las escenografías pero conserva la misma trama. Muchas personas que no tienen la costumbre de leer arrancan por ahí y se entusiasman con el hábito. Después son recibidos por otros autores que tienen un renombre, un prestigio y pertenecen a una elite cultural. La tarea primaria, de campo, la hicieron esos tipos que hacen best sellers y eso me parece muy loable.

 

RELATED ARTICLES

Winston Churchill, el mayor estadista del siglo XX