Una ceremonia con impronta femenina

Una ceremonia con impronta femenina

Una ceremonia con impronta femenina

Un grupo de fumadoras de habanos se entregó al placer ritual de las volutas de humo y aprendió la historia detrás de las grandes marcas. Aromas, sabores y experiencias compartidas.

La melodía de una banda de jazz que rememora los blues del sur de New Orleans se convirtió en un marco magnífico para recibir en Vuelta Abajo Social Club a seis encantadoras mujeres reunidas por el placer de fumar habanos y por conocer la historia y la tradición detrás de legendarias marcas.

Valeria Rey, responsable de marketing de Puro Tabaco y anfitriona de lujo, dio la bienvenida a las invitadas. Fernanda Calcagno, directora de Fashion TV Latinoamérica, la arquitecta Valeria Aguiar Rojas, la consultora de marketing, licenciada Romina Ortuño, la conductora Muñeca Moore y la consultora internacional de marcas de lujo Marcela García, llegaron puntuales a la cita y se ubicaron en el exclusivo living del cigar bar.

Sobre una bandeja de plata aguardaban los inigualables habanos Hoyo de Monterrey, elegidos para la reunión por su suavidad y robustez, especial para entendidas. Desde su nuevo refugio gourmet, Bracia, el talentoso chef, Pablo Baik, preparó un menú que cosechó grandes elogios. Lo acompañó con un soberbio trago compuesto de Gin Mare, una ginebra Premiun joven de origen mediterráneo y sabor especiado con un toque de agua tónica, hojas de menta y cáscara de naranja fresca.

 

 

La experta en puros, Valeria Rey, explicó que todo gran placer es precedido por un ritual preparatorio, en este caso el deleite se inicia con el corte del puro y luego el encendido, que cuando es en compañía también supone un brindis. La llama nunca debe tocar el puro, dado que esto determina el sabor y la combustión.

Encantadas tras las primeras bocanadas del Hoyo de Monterrey Petit Robusto de calidad superior quisieron saber más sobre los orígenes de la marca, que tomó su nombre de un pequeño valle situado en Vuelta Abajo, el supremo territorio del cultivo en la provincia de Pinar del Río. Fundada en 1867, es una de las más antiguas de Cuba.

Fernanda Calcagno, conocedora de la marca, señaló que desde sus comienzos tuvo gran acogida en Gran Bretaña que se convirtió en el mayor mercado de habanos. Sus principales devotos fueron la aristocracia y las clases acomodadas.

Romina Ortuño acotó que en tiempos del reinado de la reina Victoria, célebre por su elegancia exquisita, se perpetuó la imagen del puro como complemento de una vida refinada. Por entonces, fumar en público estaba mal visto, sin embargo fumar un puro tras la cena en una sala especial para fumadores se convirtió en una costumbre que aportaba un aire de exclusividad en las reuniones entre caballeros. Entonces nacieron y se multiplicaron los salones especiales para fumadores.

Valeria Aguiar y Marcela García comentaron su admiración por la labor que realizan las cubanas en el torcido de cada habano. Una tarea artesanal, delicada, que exige un acabado perfecto y que en la actualidad se lleva a cabo en su mayoría por mujeres, quienes generan una producción diaria promedio de ciento veinte habanos, de los cuales uno les corresponde para consumo personal. Muñeca Moore aportó que se mantiene la tradición del “lector” desde el año 1860, cuya tarea consiste en acompañar a las torcedoras durante su jornada con una lectura de textos en voz alta —desde el periódico del día hasta novelas de autores como Julio Cortázar y Gabriel García Márquez.

Para la despedida, llegaron Nicolás Weiss, hacedor de Vuelta Abajo y el CEO de Puro Tabaco, Favio Palazzi, quienes como nobles caballeros obsequiaron habanos y nuevos chocolates rellenos con varietales de vinos argentinos a las señoras. ¡Chapeau!

RELATED ARTICLES

Bohemia Dandy

Bohemia Dandy

Agendas ocupadas y citas de

READ MORE

One thought on “Una ceremonia con impronta femenina


Leave a Reply