Homenaje a Sir Winston Churchill

Homenaje a Sir Winston Churchill

Homenaje a Sir Winston Churchill

Un selecto grupo de amantes de los puros le rindió tributo al mayor fumador de habanos de la historia. Delicias de un maridaje de tradición inglesa, datos curiosos y anécdotas entre volutas de humo.

Hay momentos en los que sentimos que nuestros pulsos y latidos disminuyen suavemente su intensidad. Para los amantes de los habanos es el momento perfecto para dejarse envolver en el humo y el placer de compartir un puro entre amigos. Es también el momento en que el encuentro se enciende y las primeras volutas empiezan a dibujarse en el aire, y la conversación cobra vida.

Estamos en el exclusivo Vuelta Abajo Social Club junto a nuestros invitados. La ceremonia del living más íntimo de la Recoleta la protagonizan Roberto García, marchand internacional; Sergio Jalil, especialista en Medio Oriente; y los empresarios Sebastián Peluso y Sergio Pérez. Todos ellos, experimentados fumadores, que nos trazan sus vivencias en el universo del habano.

Y nada mejor, para esta ronda de trotamundos, que la elección de un puro extraordinario como es el Short Churchills, el robusto de Romeo y Julieta, en homenaje al mayor fumador de habanos de la historia, Sir Winston Churchill, quien se calcula llegó a fumar más de 80.000 habanos cubanos durante los 78 años que dedicó a este placer supremo en sus 92 años de vida.

Para sumar tradición inglesa al encuentro, el scotch elegido para el maridaje fue el Johnnie Walker Green Label. Un blend producido en Kilmarnock a partir de cuatro maltas singulares: Talisker, Craggonmore, Linkwod, Caol lla que se potencian luego de 18 años de añejamiento.

El encargado de encender los habanos a cada uno de los invitados fue el anfitrión, Nicolás Weiss, hacedor de Vuelta Abajo Social Club. Ya con las primeras bocanadas, el disfrute, las bondades del aroma junto a los sabores se hicieron presentes en un mix exquisito.

El placer de paladear uno de los mejores habanos del mundo, comenzó en un lejano 1875, año en que los famosos Romeo y Julieta nacen para quedarse y convertirse en los preferidos del legendario, multifacético y joven Churchill. Fue recién en febrero de 2006 cuando la etiqueta presenta en sociedad durante la Semana del Habano una nueva vitola cepo 50’ por 124 mm, el Short Churchills, un robusto muy esperado por los aficionados. Entre sus cualidades organolépticas se destaca su equilibrada y aromática ligada, con hojas de tripa y copete seleccionados en la región de Vuelta Abajo, que lo convierten en un clásico de sabor medio, según la opinión de Jalil.

A esto se suma un sabroso comentario de Roberto García sobre el célebre compositor Maurice Ravel, también nacido en 1875, coincidentemente con la aparición de Romeo y Julieta, de los cuales era un devoto fumador. A esta anécdota nos agrega que, en el año 1928, cuando compone su famoso Bolero, lo hace inspirado en los dibujos que produce el humo del Romeo y Julieta que estaba fumando.

Sebastián y Sergio coinciden en su preferencia por la vitola que nos convoca, el cepo 50; el mismo que, en su visita a Cuba, Sir Winston Churchill adoptó definitivamente como su habano predilecto, por lo que terminó llevando su nombre. Tanto, que en el día de su cumpleaños número 90 su primer deseo fue fumar un Romeo y Julieta y pasear por la verde campiña londinense. A la fecha, el único fumador de habanos que sobrevivió al gran Churchill, fue el actor de Hollywood, George Burns, quien comenzó a fumar a los 14 y dio su última bocanada justo después de cumplir 100 años.

Mientras tanto, para nosotros llegó el momento de reafirmar que la vida es bella, y mucho más si es con un buen habano en la mano. Chapeau!

RELATED ARTICLES

Almuerzo con José Octavio Bardón