Dining Out

Dining Out

Dining Out


1893

La cocina porteña cuenta con una oferta extraordinaria de lugares donde comer buenas pizzas. Este en particular tiene al frente a un maestro pizzero como Danilo Ferraz, quien desde hace 25 años practica la técnica de hacer pizza a la parrilla: su masa es extraordinariamente fina y siempre tiene la cocción perfecta. Nunca resignó dos obsesiones que hacen de sus pizzas platos gourmet: la calidad de los productos y la originalidad de las propuestas. Los ingredientes siempre son de estación y pueden ser espárragos orgánicos de Córdoba; alcauciles y tomates reliquia de La Plata. En este momento la pizza estrella es la que prepara con mortadela de Tandil, strachiatella y pesto. Es clásica la de huevo cocido a baja temperatura, con espinaca y queso de cabra cremoso. Si de originalidad se trata, la de morcilla, manzana y queso azul, nunca deja de sorprender gratamente. La oferta es amplia y va más allá de la pizza: empanadas bolivianas, malfatti, unas pastas caseras exquisitas. El lugar respeta el estilo de una casona antigua reciclada. El servicio, muy bueno. Tiene delivery para los que prefieren saborear todo sin moverse de su casa.

Chef propietario: Danilo Ferraz
Dirección: Scalabrini Ortiz 701
Reservas: 11 4773-2951
Horarios: De martes a domingos de 12 a 16 y de 20 a 1 am
Facebook: @1893

Sagardi

La cocina del País Vasco es una de las más destacadas de la Península Ibérica. En Buenos Aires, una de sus mejores expresiones se encuentra en este restaurante. En su barra al estilo donostiarra hay pintxos calientes y fríos, con más de 60 propuestas para elegir: desde el típico jamón sobre pan y tomate a txistorra frita; croquetas de varios tipos; boquerones y la infaltable tortilla de papas, entre otras posibilidades. En el menú se destaca el txuletón que se obtiene de animales pesados engordados a pastura. También el asador, alimentado con quebracho, da cuenta de pescados frescos, pulpo español, txipirones a la plancha y rabo de buey. Algunos exponentes notables de la cocina son la tortilla de bacalao o el bacalao frito y los langostinos al ajillo. Costillas de cordero prontas para ser comidas con la mano o la paletilla, también de cordero, en braseado de 6 horas. Llama la atención una cuidada carta de vinos: junto a las grandes marcas aparecen las propias que se producen en el Valle de Uco. También es interesante que se pueda beber desde sidra tirada hasta un buen patxaran, con propuestas de orujos varios y alguna grappa. El salón es realmente muy cómodo y con una decoración en madera que le da gran calidez.

Chef: Iñaki López de Viñaspre
Dirección: Humberto 1° 319
Horarios: De lunes a domingo de 12 a 16 y de 20 a 00
Reservas: 5411 4361-2538
www.sagardi.com.ar

Aldo’s

Aldo Graziani ya era bien conocido en el mundo del vino cuando se lanzó a la aventura gastronómica poniendo su propio nombre al frente de su primer restaurante. Eligió dos conceptos interesantes: los vinos que ofrecen en el lugar están al precio que se pagan en una vinería, y el menú es básicamente buena comida porteña, aquella que se identifica más con la onda de la comfort food. Claro que hay luminosas excepciones como esa entrada de ostras en crema de vermouth y repollitos de Bruselas. En los principales encontramos desde milanesas de peceto al ojo de bife con lechuga tibia y puré asado (sic) hasta la riquísima lasagna de berenjenas, y suculentos canelones de ossobuco, espinacas y mascarpone, gratinados con muzzarella y tomate. El chef hace hincapié en los buenos productos, muchos de ellos orgánicos, utiliza también carnes de pastura. Además de la amplia y cuidada carta de vinos, el lugar cuenta con buena coctelería a cargo de Pablo Pignata. La ambientación es correcta, sin falsas pretensiones. El servicio también correcto. Tienen un conveniente menú del mediodía, que incluye una copa de vino. Hay que estar atentos porque en el lugar se hacen catas frecuentemente y es bueno aprovechar para participar de una.

Chef: Maximiliano Matsumoto
Dirección: Moreno 372
Reservas: 4343-0823 / 4334-2380
Horarios: Domingo a jueves de 12 a 00, viernes de 12 a 1 am, sábados de 19 a 1 am
www.aldos.com.ar

Jagüel

Es una parrilla atípica porque ofrece comidas de gran calidad a la parrilla y al horno de barro en un formato que se basa en el self service más puro y duro. Si la comida es de entrega inmediata, empanadas por ejemplo (con un relleno muy especial más cerca de un goulash que el que se usa habitualmente), se retira en el momento, si no, se lleva un bipper a la mesa, que hace todo tipo de sonidos y luces cuando nuestra encomienda está lista. Las entradas son las habituales de una buena parrilla, a las que se suman una especialidad, unas croquetas de morcilla exquisitas, hechas según una receta belga. De la parrilla sobresale un corte poco frecuente que es la «arañita». También, un ingenioso y sabroso bife de vacío; ojo de bife y un gran corte que es la costilla ancha en propuesta kosher. Otro detalle es que las carnes salen en el punto que se solicitan, característica de las buenas parrillas. Un show es la mesa de ensaladas, suele haber 10 posibilidades para elegir, varían según la oferta que hay en el mercado. El ambiente es cuidadamente informal. Una ventaja enorme es que ofrecen un 35% de descuento para quienes eligen comer entre las 18.30 y las 19.45, lo que se suma a los precios más que razonables del lugar.

Chef: Dan Alterman
Dirección: Gorriti 5870
Horarios: De lunes a viernes de 18:30 al cierre. Sábados y domingos de 12:30 al cierre
Reservas: 4774-6545
Instagram: @jaguel.ba

30 sillas

Este restaurante posiblemente sea el primero a puertas cerradas que se instaló en Buenos Aires. Para esta modalidad solo se puede ir con reserva previa y en el momento le indican el domicilio al que se debe dirigir que, le anticipo, es un lugar muy cómodo de Palermo Hollywood, con amplias posibilidades de estacionamiento. Su chef propietario es Ezequiel Gallardo, excelente cocinero y gran anfitrión. Tiene un menú que varía cada semana, pero donde se pueden encontrar platos como: Burrata, remolacha asada, rabanitos, frutilla y rúcula. O bien: Gazpacho de tomate, crema de mascarpone y albahaca. Otro: Salmón, espárragos, arvejas, porotos y gremolata. Un postre: Pan de banana, helado de crema, toffee y chocolate blanco. El menú es fijo y se puede consultar antes de reservar. Es muy importante la calidad con que se elabora todo a partir de productos muy frescos. El lugar tiene, como su nombre lo indica, treinta sillas, lo que permite la proximidad del chef a sus comensales. Una propuesta diferente, desarrollada con calidad y cierta intimidad. El cambio semanal del menú, que acompaña al mercado, hace que se pueda repetir la experiencia cada vez que se desee.

Chef propietario: Ezequiel Gallardo
Dirección: Se la indican al momento de hacer la reserva.
Horarios: jueves a sábados de 20 a 1:30 am.
Martes y miércoles clases de cocina. Todos los días disponibles para eventos privados.
Reservas: 4496-7046
www.treintasillas.com

Santa Evita

No es frecuente que un restaurante temático reúna las cualidades de un buen lugar: cocina y servicio de salón de calidad. En este caso se perfeccionó un formato en el que ya habían incursionado los mismos protagonistas: Gonzalo Alderete Pagés y Florencia Barrientos Paz. Gonzalo, cocinero salteño-salteño y su esposa, Florencia, excelente repostera y auténtica dueña de casa, quien recorre el salón y cuida que todos los clientes estén bien atendidos y satisfechos. Sin prejuicios se disfruta de la puesta del lugar que recuerda a Eva Duarte, lo que hace las delicias de muchos turistas. Si se quiere probar auténticas empanadas salteñas hechas al horno de barro y jugosas al extremo, este es el lugar. También se ofrecen, entre otros platos, un locro auténtico y un pastel de bondiola, batata y oporto. Gonzalo es amante de los platos sabrosos, con mucha presencia de verduras asadas. Buenos Aires no es una ciudad fácil para encontrar cocina del noroeste del país que esté bien hecha como en Santa Evita. Entre los postres sobresale el flan que hace Florencia: inolvidable. Su carta de vinos permite conocer excelentes vinos salteños que no se ven en el mercado de Buenos Aires. El lugar se distingue por un ambiente donde la algarabía y la amabilidad lo impregnan todo.

Chefs propietarios: Gonzalo Alderete Pagés y Florencia Barrientos Paz
Dirección: Julián Álvarez 1749
Horarios: lunes a sábados de 20 a 1 am
Reservas: 11 4833-0131

RELATED ARTICLES

Bajo el sol de la Toscana

Leave a Reply