Biografía autorizada del agua de vida

Biografía autorizada del agua de vida

Biografía autorizada del agua de vida

Durante siglos, el whisky ha mantenido la reputación de ser uno de los destilados de mayor nobleza. La evolución de una bebida compleja en aromas y matices cuya producción se expandió en el mundo.

La historia del whisky es de larga data y desde siempre estuvo ligada a Escocia. En 1494, un fraile destilador, John Cor, registró la compra de cebada para hacer «agua de vida». A partir de la destilación de este cereal se logró  un producto en principio rústico que evitaba pagar licencias a la corona británica. Siglos después, la destilación industrial tomó protagonismo, y más adelante fue vital incluir otros granos para crear un destilado que aun hoy día lidera la categoría de los Blended. Quienes empezaron a comercializar este producto le dieron sus apellidos a las que hoy son marcas como Walker, Chivas, Ballantine’s, Buchanan, Grant y Mackie, entre otras.

Recién a medidados del siglo XX las maltas volvieron a escena en respuesta a una demanda creciente y como una alternativa distinta para el consumidor. Los destilados más consumidos tienen 40 grados de alcohol una vez que se los corrige con agua. Para el whisky la pureza es parte de su esencia y el color no solo se alcanza con la crianza en madera sino porque se puede agregar caramelo para lograr el tono ámbar.

La clasificación del scotch surge de la materia prima, El single malt se hace solo a partir de cebada malteada de una única destilería. El single grain es de otros granos en un porcentaje casi exclusivo, y un 3% o 2% de malta, en una sola destilería. El  Blend o Blended es la mezcla de whisky de malta y de whisky de grano, de diferentes destilerías y representan el 95% del mercado. El Blended Malt es la mezcla de whiskies de malta de distintas destilerías. Y el Blended Grain es la mezcla de whiskies de grano de distintas destilerías y son muy escasos.

Los años que indican las etiquetas responden al tiempo de crianza del whisky. Los años suavizan y redondean esta bebida y aportan mayor elegancia. Sin embargo, hoy hay dos nuevas tendencias. A la primera se la conoce como Finish y está ganando adeptos rápidamente; son whiskys envejecidos en barricas que originalmente criaron a vinos de Jerez, Sauternes y Madeira, entre otros. La segunda tendencia son los NAS (no age statement: sin edad indicada), para garantizar los stocks.

Las regiones de Escocia aportan en gran parte la identidad del Scotch. Por un lado, se encuentran las destilerías en las Highlands que incluyen a Speyside. Entre las casas más conocidas se pueden citar: las que inician su nombre con Glen, que significa Valle. Glenfiddich, Glenmorangie, Glen Ord y otras tantas súper famosas como Macallan, Cardhu, Dalwhinnie

Las tierras altas también incluyen las islas de Jura, Mull, Arrán, las Orcades y Skye, esta última con marcas como Talisker. Otras regiones son: Lowlands,  Campbelltown e Islay. Entre sus casas más famosas se encuentran Lagavullin, Caol Ila y Arberg, solo por mencionar algunas. Cada una ofrece una tipicidad: si se buscan notas turbosas, iodadas y marinas, sin dudas hay que adentrase en las islas y apreciar ese carácter inconfundible de humo y carbón en algunos casos.

Escocia ha ganado su fama a través de los siglos pero no han quedado relegados otros países tradicionalmente productores y otros más recientes.

 

 

 

 

Estados Unidos es un productor merecedor de un reconocimiento, que ha atravesado diversas crisis incluida la famosa «ley seca» de 1920. De la mano de escoceses e irlandeses y aprovechando la materia prima local: maíz, centeno y trigo, para finales de 1700, se creó la primera destilería en Kentucky, dando nacimiento al Bourbon que debe elaborarse con un mínimo de 51% de maíz y sus famosas casas que aun hoy son líderes:  Jim Beam, Booker´s, Elijah Craig, Four Roses, Wild Turkey, Maker´s Mark. Otro estado productor de whiskey es Tennessee, y Jack Daniel´s es su embajador. Irlanda tuvo su época de esplendor, luego un decaimiento para resurgir años más tarde y ser parte de la vasta oferta que el mercado ofrece con su Irish Whiskey. Canadá bajo la sombra de Estados Unidos supo mantener algunas marcas con la denominación Canadian Whiskey.

También hay que mencionar a Japón que, en contraste con todo lo mencionado, ha sabido tomar lo mejor de Escocia y posicionar a nivel mundial un whiskey de gran calidad y sofisticación de la mano del grupo Suntory.

El whisky ha mantenido por siglos la reputación de ser uno de los destilados de mayor nobleza. Además de beberlo solo, rebajado con agua fresca o con hielo, algunas marcas se adaptaron bien a la coctelería a través de tragos clásicos como el Old fashioned o el Manhattan. A cada whisky hay que darle el lugar que merece por sus siglos de historia y por la maravilla que representa.

RELATED ARTICLES

Dining Out

Dining Out

1893 La cocina porteña cuenta

READ MORE

Leave a Reply