El fino equilibrio de la perfección

El fino equilibrio de la perfección

El fino equilibrio de la perfección

Joy es el nombre de este superyacht de 70 m de eslora que fue galardonado en la ceremonia de los World Superyacht Awards 2017. El legendario astillero Feadship se llevó la famosa estatua de Neptuno por esta nave ideal para cruceros de verano.

Obtener un galardón por un jurado de notables del medio náutico es un logro importante. Pero, en esencia, los astilleros no construyen barcos para ser premiados: construyen innovación con la mejor tecnología disponible en el mercado. Trabajan en forma coordinada entre cada oficina de diseño y los proveedores de barcopartes, siempre en consonancia con un solo sueño: el del propietario.

Miles y miles de horas de trabajos programados, con logros y también con infinitos problemas por resolver, dan como resultado un producto de excelencia que, en algunas oportunidades, resaltan por diseño, tecnología e innovación, palabras fáciles de reproducir en un texto y muy difíciles de combinar en la realidad de un proyecto de una embarcación. Joy logró alcanzar la meta.

 

 

 

 

Prueba de ello es el desarrollo externo de sus líneas en los trazos del estudio Bannenberg & Rowell. Jon Bannenberg  fue internacionalmente conocido, en los años 60, como un verdadero revolucionario en el diseño del motor yacht  moderno; Dickie Bannenberg  y Simon Rowell continúan con esa visión del fundador, logrando este exquisito perfil exterior, con cinco cubiertas. En popa, la cubierta principal y las del primer y segundo nivel superior tienen un denominador común: amplio espacio al aire libre sumado a la superficie vidriada de altura completa que puede abrirse o cerrarse completamente deslizando sus paneles de vidrio. Las líneas cóncavas y el uso artístico del vidrio lograron un equilibrio perfecto entre  exterior e interior, lo que convierte a Joy en un yate ideal para los cruceros de verano. De hecho, es un barco para charteo.

Studio Indigo, con base en Chelsea, Londres, fue el responsable de su generoso interior, que tiene un diseño amplio y flexible para que duerman en siete camarotes doce personas. Cuenta con un lujoso ascensor que permite subir en tres de las cinco cubiertas. Este súper yate ostenta  sectores dedicados al  bienestar y relax —un gimnasio de dimensiones y equipos de primer nivel, sala de spa y masajista a bordo—. Indigo trabajó con colores suaves, sobre la gama del beige y el ocre. Utilizó recursos simples, como espejos, maderas nobles en tonos suaves, enchapados de raíz con tonos más oscuros.

 

 

 

 

Las tres cubiertas principales tienen sectores con mesas para 12 comensales. Complementan las superficies barras para tragos, soláriums, sectores con mesas bajas, reposeras y sillones fijos. Los salones principales tienen mucho espacio y sofás de variada gama, tonalidades y volumen. Incluso hay un cine en esta hermosa embarcación, además de un solárium principal en la cubierta superior, desde donde se logra la mejor vista perimetral del paisaje.

La innovación técnica alcanza también a un sistema activo de atenuación de ruido para las cajas de engranajes que mantiene los niveles de ruido interno mucho más bajos de lo normal cuando los motores  están en marcha.  Joy tiene algunos juguetes a bordo: un tender Wajer de 11.3 m con dos motores de 435 hp para 16 personas; un bote de 6.2 m con motor de 180 hp, dos tender jet Williams de 100 hp cada uno y 3 m de eslora, dos motos de agua Yamaha para tres personas, dinghy a vela, equipos de buceo, de pesca, wakeboard, kayaks inflables y Seabobs,  entre otras diversiones.

 

 

 

 

Con una tripulación de 19 personas altamente experimentada, quien desee navegar en el Joy dondequiera que se encuentre tendrá todas sus necesidades resueltas mientras esté a bordo. Esta temporada esta exquisita embarcación estará cruzando el Mediterráneo occidental,  antes de dirigirse al este hacia el Egeo y, finalmente,  navegará por los atolones impresionantes del Océano Índico. Este megayate nació para recorrer los mares del mundo. Solo hay que elegir las aguas que se desean explorar y el Joy estará allí, esperando a quienes quieran ir detrás del lujo, el confort y la aventura.

RELATED ARTICLES

Dom Pérignon: El Poder de la Creación

Leave a Reply