Dining Out

Dining Out

Dining Out

Fleur de Sel

La gastronomía de los cocineros suele ser viajera. A veces son viajes breves para cocinar en un restaurante en compañía de un colega. En otras oportunidades se radican por largas temporadas y por lo general suele haber una historia de amor por detrás. Es el caso de Jean Baptiste Pilou, chef propietario de Fleur de Sel, quien vino a la Argentina luego de conocer a su esposa, Valentina Avecilla, una salteña que fue a perfeccionarse a las cocinas de París. Luego de unos merodeos siguiendo la batuta de Jean Paul Bondoux y Germán Martitegui, instalaron su pequeño local en un lugar recóndito como es «Pampa y la vía». Así, uno cocina salado y la otra dulce, pero es imposible no darse cuenta de que se está comiendo de mano francesa. Su cocina no es rebuscada pero sí sobradamente sabrosa. Los platos lucen sencillos, aunque se advierte una cuidada elaboración. Productos como el faisán nos recuerdan que los porteños somos erróneamente algo limitados en nuestros gustos. Es bueno reencontrarse con echalotes, topinambur, aceite de nuez y otros sabores. Y los postres de Valentina son de tal sutileza que resultan inolvidables. El servicio es perfecto, gran punto a favor. El lugar es relativamente pequeño, por lo que es muy recomendable hacer reservas.

 

 

Chefs propietarios:Jean Baptiste Pilou y Valentina Avecilla

Dirección: La Pampa 3040

Horarios: martes a sábados a partir

de las 20.30 hasta el cierre

Reservas: 4783-5482 / reservas@fleurdesel.com.ar

www.fleurdesel.com.ar

 

La Cabaña

La Cabaña está entre nosotros desde 1935. En aquellos años como opción de parrilla «gourmet» estaba solamente el Grill del Plaza Hotel, por lo que su aparición fue una interesante opción para la época. Cuando Paul Bocuse vino por primera vez a Buenos Aires me confesó que no conocía América Latina, por lo que el restaurante que elegimos para que tomara contacto con la gastronomía local, en la ya lejana década de los 80, fue justamente este. Hoy hace tiempo que se mudó de su viejo emplazamiento en la avenida Entre Ríos a Puerto Madero. El local es literalmente inmenso y luce los viejos muebles, las arañas y otros elementos de decoración del local fundacional. Pero lo más importante es que lo que no cambia y aún mejora es su propuesta de carnes a la parrilla. Incluso han puesto en vigencia dos menús: uno que se llama Porteño y está vigente toda la semana; otro que llaman Gourmet con menos opciones que el anterior y que funciona de lunes a viernes solamente. Ambos miran los bolsillos de los clientes locales. Hay un enjundioso menú habitual, donde aparecen cortes como el T-bone steak o el Gran Baby Beef. Todo lo que acompaña los platos es de una perfección remarcable. El servicio a la antigua, muy esmerado. Un lugar insoslayable.

 

 

Chef: Diego Moyano

Dirección: Alicia Moreau de Justo 380

Horarios: De lunes a domingos de 11.30 a la 1 am

Reservas: 4314-3710 /info@lacabana.com.ar

www.lacabana.com.ar

 

Bis

El propietario de este espacio es el genial chef Gonzalo Aramburu, quien por poco tiempo más tendrá su restaurante Aramburu en la calle Salta al 1000. Un día resolvió poner justo enfrente el Aramburu Bis. La gente terminó confundiendo uno con otro. Entonces, se mudó a un encantador pasaje en la calle Vicente López casi llegando a Rodríguez Peña. Retocaron el nombre llamándolo BIS solamente. Tomó la cocina Julio Martínez Báez, joven cocinero originario de la localidad de Chacabuco, provincia de Buenos Aires. Armaron un menú interesante. Sujetaron los precios. Se aseguraron de contar con un buen servicio. Todo enmarcado en una decoración muy agradable. Los platos son un desfile de sabores. No importa de lo que se trate, ya sea una burrata o una provoleta caseras. O de unas remolachas asadas al rescoldo. El paté de ave es de una excelencia inolvidable. A estos primeros platos los llaman Raciones. Luego vienen los Principales, que van desde un bife de hígado, a un arroz negro con mejillones, calamar y alioli cítrico, que es muy demandado. La paleta de cordero braseada es deliciosa. De los postres se destaca el dulce de membrillo, mousse de yogur y chocolate blanco. Cuando el clima acompaña hay también mesas afuera en el pasaje. Todo muy parisino.

 

 

Chef propietario: Gonzalo Aramburu

Chef: Julio Martínez Báez

Dirección: Uruguay 1661, local 12

Horarios: de martes a sábado de 9 am hasta el cierre. Domingos brunch de 11 a 16.

Reservas: 4813-5900

www.bisresto.com.ar

 

Lo de Jesús

Es uno de esos restaurantes tradicionales. Antes de que tropezara lo tomó un empresario como Martín Sanmartino, quien logró recuperarlo como patrimonio gastronómico de la ciudad. Se mantuvo la decoración de mediados del siglo pasado. Tiene un buen menú porteño, donde sobresalen las milanesas de peceto con diversos acompañamientos; risotto en dos versiones, una con mix de hongos y otro con calabaza, maíz, semillas de girasol y queso fresco. Muy ricas empanadas tucumanas con la carne cortada a cuchillo. Los argentinos somos de comer quesos al comenzar la comida, para lo cual hay también una buena selección. Para los que buscan una buena parrilla tiene todo lo que hay que tener: ricos chinchulines, chorizos, morcillas y mollejas. Luego se destaca la entraña y los cortes tradicionales como el bife de chorizo, el ojo de bife o el lomo que se sirven en su punto. Entre los pescados se luce la propuesta de pacú con mandioca frita y salsa créole. Acompañamientos de papa en variadas formas y las ensaladas con verdes bien frescos. Tienen un local adjunto, La Malbequería, con una enorme cantidad de etiquetas de vinos. Este espacio es también indicado para comidas corporativas. Ubicado en una magnífica esquina, tiene mesas en la vereda que se utilizan todo el año.

 

 

Chef: Daniel López Martitegui

Dirección: Gurruchaga 1406

Horario: de lunes a domingo de 12 pm a 1 am

Reservas: 4832-6011 / 4832-4022

Web: www.lodejesus.com.ar

 

Parrilla Checho

Hay lugares cuya gran atracción, aparte de su comida, son sus dueños. Es el caso de Carlos “Paty” López, un personaje total e imperdible, tan conocedor de las carnes argentinas que escribió el mejor libro de parrilla del mundo según los Gourmand Awards. Fundó y dirige la Escuela Argentina de Parrilleros. Es convocado desde distintos países para asar la vaca entera, su especialidad. Al entrar al local, es casi imposible no escuchar su voz dando órdenes de todo tipo. Nada que se pueda hacer sobre el fuego le es ajeno: dos de sus especialidades son el cochinillo y el pulpo a la parrilla. De jueves a domingo ofrece asado a la estaca. Luego está la parrilla tradicional argentina, en toda su amplitud. Tanto elogian sus cortes de exportación, que hasta los tiene a la venta para quien desee hacerlos en casa. Todos los acompañamientos, desde ensaladas a papas en variadas forma, son perfectos. Los miércoles de invierno, por la noche, suele aparecer un puchero como Dios manda. Los mozos trabajan a la antigua, dialogan con el cliente si la ocasión es propicia, son amables y eficientes. Correcta carta de vino. El lugar es amplio e incluso tiene un fondo al aire libre para los días templados. Conocer el lugar y a su dueño, una experiencia gastronómica porteña imperdible.

 

 

Chef: Carlos “Paty” López

Dirección: Ramallo 1781

Horario: de lunes a domingo de 12 pm a 15.30 y de 20 a 24. Domingo de noche, cerrado.

Reservas: 4702-8111

www.chechoparrilla.com.ar

 

Casa Cavia

El lugar, una auténtica casa, donde además funciona una editorial. La calle Cavia es una de las más elegantes de Buenos Aires. Es decir, ya vemos que el contenedor es fantástico y el contenido, la comida y el servicio no le van a zaga. Allí la chef del lugar, a quien Andoni Adúriz la reconoce como una colega, montó una propuesta sencilla, sabrosa y original. En el menú los platos vienen asociados a cantantes. A mí me encantó una entrada que es caracú —tan poco presente últimamente en los menús porteños—, yuca, perejil y limón. Otra entrada deliciosa es la de garbanzos cremosos y crujientes, merkén y repollo. De los principales se destaca la tira de asado marinada con chauchas, limón y sisho. También hay un cordero con alcaparrones, castañas glaseadas y hierbas ácidas, que es una fiesta de sabores. Es elogiada la pesca del día. En los postres sigue la originalidad con, por ejemplo, un helado de brioche, chocolate blanco y frambuesa. También hay un delicioso arroz con leche con pistachos tostados y café. El servicio siempre muy cuidado, con personal que maneja idiomas y está atento al más mínimo requerimiento. Hay que darse una o varias vueltas, no se arrepentirá.

 

 

Chef: Julieta Caruso

Dirección: Cavia 2895

Horarios: martes a sábados de 10 a 24, domingos de 10 a 19.

Reservas: 4809-8600

www.casacavia.com

RELATED ARTICLES

Dining Out

Dining Out

1893 La cocina porteña cuenta

READ MORE

Leave a Reply