Marcelo Toledo, el señor de los metales

Marcelo Toledo, el señor de los metales

Marcelo Toledo, el señor de los metales

El orfebre, convertido hoy en artista, recorrió un largo camino. De sus primeras artesanías en Caminito a su desembarco en las grandes capitales del mundo, cuenta cómo se reinventa todo el tiempo.

Podría haberse quedado con la fama y el reconocimiento que logró como orfebre pero decidió seguir avanzando y experimentando en el mundo de los metales. Piezas únicas en plata u oro diseñadas y talladas especialmente para Barack Obama, la Reina Máxima, el Rey de Marruecos, los Reyes de España o la corona inglesa y el mismísimo Hermès, quien lo contrató para tallar en sus perfumes los nombres de sus clientes exclusivos.

Es inevitable hablar de las joyas de Evita y el musical que lo hizo famoso en el mundo y lo llevó a la tapa del New York Times

Sí, fue algo increíble que no estaba en mis planes. En ese tiempo estaba muy dedicado a la orfebrería y quería hacer algo que me permitiese abrirme como artista al mundo. Viajé a Londres y le llevé una réplica de un broche de Eva a Elena Roger que estaba haciendo el musical Evita allí. Años más tarde terminé haciendo 120 piezas para la producción de Andrew Lloyd Webber en Broadway. Finalmente mi colección de esas joyas estuvo expuesta en el Museo Evita, en Nueva York, en Moscú y en China. En Shangai, lo que iba a ser una muestra de sólo cinco días duró seis meses y la vieron cuatro millones de personas.

 

 

Protección / © Foto: Lucas Kirby

 

 

Es curioso ver cómo pudo haberse quedado con ese statu quo de fama y cierta comodidad y sin embargo decidió proyectarse hacia otras expresiones artísticas.

Vengo haciendo un camino hace mucho tiempo que arrancó con el trabajo de los metales cuando tenía ocho años y a los catorce tomando clases de orfebrería. Pero nunca me quedo quieto y empecé a sentir la necesidad de indagar en otros modos de expresión, porque lo que me interesa como artista es lograr hacer vibrar esa fibra íntima que todos tenemos. Hoy trabajo con grandes estructuras en metal porque mis intereses y necesidades también fueron cambiando. El gran movimiento que se viene gestando con el tema de la violencia de género me llevó a indagar y armar una muestra como Matriz, arte como regeneración, en donde presenté una escultura en metal de 15 m como un gran capullo que protege y transforma a la vida. Ahora estoy preparando una muestra sobre mujeres emblemáticas de la historia; son cuadros gigantes en mosaicos de metal con los rostros de Evita, Frida Kahlo, Marilyn Monroe, Lady Di, Audrey Hepburn, Jackie Kennedy, María Callas y algunas más.

Parte de su obra manifiesta un compromiso artístico respecto de la violencia de género

Sí, claro, asumí un rol activo al respecto y quizás el gran motivador fue el Ni Una Menos que me llevó a pensar en la posibilidad de crear algo que me permitiese plasmar el problema, el dolor y las emociones que giran en torno al tema. Así surgió Detrás de las paredes, una muestra que preparamos junto a fotógrafos de todo el mundo con retratos de mujeres en donde se ven las cicatrices y las huellas que dejó en sus cuerpos la violencia de los hombres. A partir de esas imágenes creé esculturas en metal que acompañan y recrean esas marcas tan hondas. Esta muestra la vamos a inaugurar pronto en Nueva York y fue lo que despertó el interés de la BBC de Londres, por lo que esperamos poder llevarla a todo el mundo.

 

 

Mujer cárcel y Mujer nido / © Foto: Lucas Kirby

 

 

¿Qué otros proyectos tiene en mente para este año?

Una muestra sobre el Che Guevara en el Museo Castagnino de Rosario. Estoy también trabajando en un proyecto sobre el agua y otro que se llama Renacimiento que tiene que ver con la vida.

Ha recorrido un largo camino desde aquel niño que quería aprender el oficio del orfebre hasta el artista en el que se convirtió hoy

Es lo que elegí para mi vida, porque el arte cura, te traspasa y te lleva a mundos nunca antes imaginados. Y además es el mejor amante porque con él nunca se pierde la pasión.

RELATED ARTICLES

Frida Kahlo, musa de la alta costura

Leave a Reply