El mejor retiro para los viajeros más exigentes

El mejor retiro para los viajeros más exigentes

El mejor retiro para los viajeros más exigentes

Presentamos una de las tres propiedades que componen los Retiros Huka. Se trata de Huka Lodge, emplazada en Nueva Zelanda, que junto con la Dolphin Island de Fiji y la Grande Provence Estate de Sudáfrica conforman la familia Huka.

Huka Lodge

En 1920, un irlandés llamado Alan Pye fundaba a orillas del río Waikato, arriba de las poderosas cataratas Huka y cerca del lago Taupo, Huka Lodge, que a lo largo de los años se convertiría en un ícono de Nueva Zelanda y sería considerado uno de los mejores retiros del mundo, en base a su magnífica hospitalidad y al gran tamaño de sus truchas.

Hoy el establecimiento sigue siendo objeto de deseo por parte de los viajeros más exigentes que buscan un escape placentero y exclusivo. Junto a sus hermanas: la Dolphin Island de Fiji y la Grand Provence Estate de Sudáfrica, conforman la familia Huka Retreats, caracterizada por su intimidad, su sensualidad y su elegancia.

 

 

 

 

Ubicado en el corazón de la meseta central de la Isla del Norte de Nueva Zelanda, a tres horas de auto desde Auckland, el hotel cuenta con 18 habitaciones provistas de imponentes vistas al río, baños privados y todos los detalles necesarios para la comodidad de sus huéspedes.

Los más exigentes podrán disfrutar de una suite con dos baños y chimenea o, mejor aún, de la sofisticada Owner´s Cottage, una casa de estilo campestre con cuatro amplias habitaciones totalmente equipada, perfecta opción para una familia o un grupo de amigos. Hace un año se adicionó a la oferta la Alan Pye Cottage, otra exclusiva casa de campo igual de impactante, aunque algo más íntima por contar con dos habitaciones. Ambas poseen spa y pileta propios y cuentan con un chef personal a su disposición.

 

 

 

 

Huka Lodge está emplazado sobre unas siete hectáreas de tierra minuciosamente cuidadas y ofrece un escenario de enorme belleza natural. Tiene con una cancha de tenis preparada para cualquier tipo de clima y su pileta y su spa se encuentran a constante disposición de los huéspedes.

Por la noche, los visitantes pueden reunirse en el salón principal a disfrutar de aperitivos de cortesía y luego cenar todos juntos, según la tradición de Huka Lodge, o bien optar por otras alternativas más privadas o románticas, incluso al aire libre. El esmerado e impecable servicio liderado por el chef ejecutivo David Griffiths consta de cinco platos provistos de los mejores ingredientes de estación.

 

 

 

 

Durante el día los huéspedes podrán participar de numerosas actividades: montar a caballo, practicar rafting, andar en bicicleta o hacer caminatas por los pintorescos paseos acompañados por un selecto grupo de guías. Los amantes del golf cuentan con varios campos en los alrededores, entre los que destaca el Campo Internacional de Golf de Wairakei, a tan sólo cinco minutos.

Las aventuras acuáticas en el Lago Taupo resultan imperdibles. Navegar, nadar, hacer parapente, esquí acuático o kayak, todo es posible. Aunque lo más popular siga siendo, como lo vislumbrara su fundador, la pesca de trucha arco iris y trucha gris, famosas por su gran tamaño y por su espíritu luchador.

 

Vinicius • Edición 12 (2009)

RELATED ARTICLES

Dom Pérignon: El Poder de la Creación

Leave a Reply