Matías Gainza Eurnekian, una mente brillante

Matías Gainza Eurnekian, una mente brillante

Matías Gainza Eurnekian, una mente brillante

Reconocido por Harvard como uno de los emprendedores menores de 40 años más importantes del mundo, este joven argentino es un referente mundial de la nanotecnología. Retrato de un líder ambicioso y determinado que sueña con la presidencia de Racing Club Avellaneda.
Cuando uno lo encuentra por primera vez, impresiona su juventud. Sus 32 años se muestran solventes e intensos. Parece reunir las mejores condiciones de liderazgo: convicción, visión amplia, voluntad infinita y pasión por la gestión. Resulta sorprendente que en tan poco tiempo pueda acreditar experiencias tan intensas como variadas.

Precoz campeón nacional y mundial de navegación a vela, se desempeñó también como empresario múltiple y exitoso de uno de los grupos económicos más importante del país, Corporación América. La decisión de renunciar a posiciones de privilegio para construir su propio holding y convertirse en referencia mundial de la nanotecnología marcó un antes y un después en su vida profesional. El reconocimiento por parte de la Universidad de Harvard como uno de los emprendedores menores de 40 años más importantes del mundo y su candidatura a la presidencia de Racing Club de Avellaneda coronan su perfil. “Creo que existen dos elementos adversos al crecimiento: la burocracia y el conformismo. La primera en términos institucionales y la segunda en términos personales. Si uno logra superar ambos adversarios amplía su visión y vislumbra un futuro lleno de posibilidades”, reflexiona este joven determinado quien se puso a cargo de un nuevo desafío que poco tenía que ver con el mundo del vino y la producción agropecuaria y biotecnológica, empresas de las cuales era presidente al momento de emprender su ambicioso proyecto tecnológico.

 

¿Cuáles son los alcances de la nanotecnología?
La nanotecnología se dedica al diseño y manipulación de la materia a nivel de átomos o moléculas con fines industriales o médicos, entre otros. Cuando hablamos de nanotecnología estamos hablando de tecnología comprimida y el alcance que tiene es infinito. Nano es una medida muy pequeña y permite llevar soluciones tecnológicas sin ocupar espacios. Para dar un ejemplo claro podemos decir que esta materia permitió convertir un dispositivo como el teléfono, que solamente servía para telecomunicaciones, en una computadora compleja que se convierte en termómetro, GPS, cámara fotográfica, linterna, biblioteca, etc. Existen miles de ejemplos. Yo armé mi propio holding. Estamos al frente de cinco fábricas de nanotecnología tanto en Estados Unidos como en Europa, abasteciendo a un gran número de empresas y comercializando productos de avanzada. En tan solo un año nuestra cartera de negocios es altamente significativa. Estamos en un excelente momento.

¿Cómo fue el reconocimiento de la Universidad de Harvard al incluirte en la nómina de los empresarios menores de 40 años más destacados del mundo?
Fue todo muy sorpresivo. Ya venía ternado en años anteriores. Se cimentó en Barcelona en la feria mundial más importante de comunicaciones. Están presentes las grandes empresas más importantes en este tipo de tecnología. Se dio un debate entre los representantes de cada continente con relación al pasado, presente y futuro de las investigaciones. Me tocó debatir con Mark Zuckerberg, el creador de Facebook, con la gente de Twitter y varias personalidades relevantes en la materia. Al poco tiempo recibí una invitación de la Universidad de Harvard para replicar el debate. En este caso fue a micrófono abierto para los asistentes. El evento se prolongó por espacio de siete horas y fue al mismo tiempo agotador y fructífero a más no poder. Luego recibí la noticia de que iba a ser incluido en la nómina de jóvenes profesionales menores de 40 años que revolucionarán los sistemas empresariales y sus vinculaciones políticas en el futuro.

 

¿Cómo es tu vinculación con el deporte?
Comencé a los 7 años con la náutica como primera actividad deportiva y a los 10 me convertí en campeón nacional en la categoría de vela ligera Optimist que incluía competidores hasta los 15 años. Gané los nacionales consecutivamente hasta los 15 años. A los 11 años competía en los sudamericanos. Luego pude ser campeón sudamericano durante diez años seguidos y finalmente bicampeón mundial a los 22 y 23 años. Fue una etapa muy linda. Luego me orienté al fútbol y hoy tengo la posibilidad de protagonizar un sueño largamente imaginado: ser candidato a la presidencia de Racing Club de Avellaneda. Solo espero la oportunidad de volcar mi experiencia en una institución deportiva tan destacada como lo es Racing. Vengo trabajando en el tema desde hace mucho tiempo con un equipo de primer nivel.

RELATED ARTICLES

“Somos lo que mostramos”

“Somos lo que mostramos”

Carlos Mantovani es ideólogo, creador

READ MORE

Leave a Reply