The Beatles: El antes y después del rock & roll

The Beatles: El antes y después del rock & roll

The Beatles: El antes y después del rock & roll

¿Qué podemos decir de ellos que aún no se haya dicho? John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr; cuatro jóvenes ingleses que revolucionaron el mundo generando una Beatlemanía sin límites. Un potencial musical que nunca dejó de evolucionar.

John Winston Lennon tenía 16 años cuando en una fiesta de barrio de Liverpool conoció a un chico dos años menor llamado James Paul McCartney. Corría el año 1956 y, a partir de ese momento, las vidas de ambos, y también la historia de la música contemporánea, cambiarían para siempre.

Lennon integraba una banda de skiffle (música folk hecha con instrumentos improvisados, al estilo Les Luthiers) llamada The Quarrymen. Tras su encuentro con McCartney comenzaron a ensayar juntos y, luego de convocar a George Harrison para que se sumara a ellos, conformaron una nueva banda bautizada Johnny & The Moondogs, nombre que reemplazaron al poco tiempo por el de The Silver Beatles.

El nombre mutó acortándose finalmente a The Beatles (los que tocan música beat), aprovechando el juego de palabras con Beetles (escarabajos), en una suerte de homenaje a la agrupación del entonces popular Buddy Holly: Crickets (grillos). Completaban la formación que hizo sus primeras armas en Hamburgo, Alemania, Stuart Sutcliffe (bajo), que dejó el grupo en 1961 y obligó a McCartney a pasarse de la guitarra al bajo, y Pete Best (batería), reemplazado luego por Ringo Starr.

En 1962 llegó otro momento trascendental en la historia de la banda: apareció en escena Brian Epstein, quien tras verlos en un show en The Cavern Club se convirtió en su representante artístico y adquirió una influencia tan grande que pasó a la historia como “el quinto beatle”.

De su mano, los cuatro de Liverpool se volvieron un conjunto profesional y adoptaron un estilo cuidadosamente diseñado, con una estética mod primero y pop después, pero siempre transmitiendo un espíritu a la vez alegre y eléctrico. Su primer single, “Love me Do”, lo grabaron para EMI, contratados por George Martin, luego productor histórico de los Beatles, a fines del 62.

A partir de entonces el éxito resultó abrumador. La identidad corporativa creada por Epstein, sumada al indudable talento de Starr, Harrison, Lennon y McCartney (en especial de estos dos últimos), hizo de la marca The Beatles un producto imbatible que vendió discos por billones de dólares y se convirtió en un fenómeno social y cultural nunca visto hasta entonces.

 

 

Para 1963, la Beatlemanía ya se había desatado en Gran Bretaña y el efecto cascada poco tardó en llegar. En poco tiempo el contagio se hizo absoluto y la música de los cuatro saltarines arropados como Teddy Boys invadió el planeta entero, provocando los alaridos histéricos de adolescentes de todas las nacionalidades y clases sociales.

El segundo single, “Please, Please me”, fue su primer número 1 en Inglaterra y vendió más de un millón de discos y, a fines de 1963, la radio WMCA de New York puso al aire “I want to hold your hand”, la primera canción de los Beatles en Estados Unidos. Entre 1962 y 1966, la banda grabó más de 100 canciones, en su mayor parte obras de Lennon y McCartney.

Los Beatles recorrieron el mundo ininterrumpidamente durante tres años, llevando su música y desatando la energía contenida de miles de adolescentes de todo el mundo. Mientras tanto, vendieron más de 100 millones de discos que se mantuvieron en lo más alto de todos los rankings por años y rodaron varias películas. A partir de 1966, el grupo decidió dejar de girar y dedicarse a grabar en estudio.

En el 67 llegó lo que para la revista Rolling Stone es el mejor álbum de la historia de la música: Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band. La complejidad de sus canciones, su arte conceptual, su portada y la profundidad poética de sus letras hacen que muchos lo consideren, aún hoy en día, insuperable. A la vez, los Beatles se convirtieron en referentes del movimiento hippie.

Entre sus 12 álbumes de estudio también destacan A Hard Day’s Night, Help!, Rubber Soul, Revolver, Magical Mistery Tour, Yellow Submarine y Abbey Roud. En 1969, los Beatles grabaron su último disco, el único no producido por George Martin: Let It Be, y brindaron su último y recordado concierto en la terraza del cuartel general de Apple.

Tras su separación en 1970, cada uno de los Beatles emprendió su camino solista con mayor o menor éxito. Diez años después, un psicópata asesinó a John Lennon en la puerta de su casa de New York. Recientemente, George Harrison murió víctima de un cáncer. Pese al paso del tiempo y a la ausencia de dos de sus integrantes, los Beatles siguen sonando, siguen cautivando con su música a las nuevas generaciones y, sobre todo, siguen vivos en el corazón de miles de personas que crecieron escuchando sus canciones.

Vinicius • Edición Nº 20 (2011)

RELATED ARTICLES

El regreso absoluto de una leyenda

Leave a Reply