Secretos en el Valle Sagrado de los Incas

Secretos en el Valle Sagrado de los Incas

Secretos en el Valle Sagrado de los Incas

Recorrer caminos remotos entre paisajes donde la inmensidad de las praderas se pierde en las montañas, permite descubrir lo que yace más allá de lo que el turismo convencional enseña de este mítico destino de Perú.

Lagunas perdidas en medio de la pampa, pueblos costumbristas apenas tocados por la fuerza de la globalización, y hasta un glaciar en los alrededores de Cusco pasan desapercibidos con la popularidad de Machu Picchu y otros atractivos de Valle Sagrado, donde la firma explora se acaba de instalar.

“Los incas fueron la civilización más importante de Sudamérica. Conquistaron casi todo el continente. Construyeron grandes obras arquitectónicas. Creían en Inti, dios del Sol en quechua”, son algunas de las frases que se leen en los libros de historia y que escuché en los dos tours a Cusco y Machu Picchu que hice antes de explorar en profundidad el Valle Sagrado de los Incas y descubrir lo que yace más allá de lo que el turismo convencional nos enseña. Al parecer, no bastaba con visitar los imperdibles de la zona para dimensionar la riqueza de esta civilización y el valle que protagonizó su apogeo.

 

 

Ubicado a 2.900 metros sobre el nivel del mar y a tan sólo 32 kilómetros de Cusco, el Valle Sagrado de los Incas se abre paso entre enormes montañas y se alimenta del río Urubamba o Vilcanota que da vida a los valles más fértiles de Perú. Ahí, emplazado en una de las haciendas más remotas, se encuentra explora Valle Sagrado, un hotel construido como una base desde la cual descubrir los rincones más remotos de la zona acompañado por guías locales, entre caminos donde solo transitan pastores y el quechua es la lengua madre.

A las pocas horas de haber llegado, uno de los guías me preguntó si era la primera vez que visitaba estas tierras y, al escuchar mi respuesta, me propuso exploraciones que jamás hubiese imaginado. En el mapa me enseñó lagunas desconocidas, me mencionó las Salineras de Maras, me contó que hacia el norte había un glaciar y que en el valle hay ruinas cuyos orígenes siguen siendo desconocidos. Por la noche, no veía el momento de salir a caminar y perderme en las alturas de la pampa andina. Quería sentir la naturaleza y recorrer las tres zonas geográficas que explora define como imperdibles para realmente empaparse de este destino: el valle, la meseta y las cumbres.

 

 

El diseño de cada uno de los recorridos es un arte con el que la compañía logra una experiencia fuera de lo común y única en su estilo. Ya sea durante una de sus exploraciones de día completo o de medio día, recorriendo a pie o en bicicleta, la sensación de transitar por caminos locales entre paisajes donde la inmensidad de las praderas se pierde en las montañas y las montañas parecen alcanzar el cielo, le da sentido a dejar de lado lo tradicional y aventurarse con los secretos de Valle Sagrado.

RELATED ARTICLES

El encanto del lujo eco-friendly

El encanto del lujo eco-friendly

Históricamente asociado al glamour, Mónaco

READ MORE

Leave a Reply