Drive de Cartier: Instinto apasionado

Drive de Cartier: Instinto apasionado

Drive de Cartier: Instinto apasionado
Drive de Cartier: Instinto apasionado

Con una presencia decidida, la estética del reloj Drive de Cartier evoluciona según sus diferentes versiones. Su caja, de oro rosa o acero, está equipada con una esfera guilloché de color negro, gris o blanco, con números romanos y manecillas en forma de espada.

El fondo transparente permite observar el movimiento, disponible en dos versiones: horas, minutos, pequeño segundero y fecha; o segundo huso horario, indicador día/ noche, gran fecha y pequeño segundero.

El reloj Drive de Cartier también está disponible en una versión de Alta Relojería, certificado con el “Poinçon de Genève”.

Mecánica de un estilo

Tres calibres animan el reloj Drive de Cartier: el 1904-PS MC, el 1904-FU MC para la pequeña complicación y el movimiento 9452 MC para la versión de Alta Relojería.

Tres movimientos realizados en la Manufactura Cartier. El calibre 1904 MC, creado en 2010, es uno de los primeros movimientos concebidos, desarrollados y ensamblados por la Manufactura Cartier. El cuidado aportado a los acabados, demuestra el alto nivel de exigencia de Cartier para sus movimientos: así lo confirman los puentes y la masa oscilante decorados con “Côtes de Genève”, y las cabezas de tornillos pulidas. Dotado de un sistema de ajuste preciso, este calibre ha sido ideado para ajustar la cronometría del movimiento y ofrecer una gran precisión de marcha.

El calibre 1904-FU MC, nacido en 2014, cuenta con segundo huso retrógrado, indicación día / noche, gran fecha y pequeño segundero: complicaciones coordinadas directamente mediante la corona. El modelo pequeña complicación del reloj Drive de Cartier está equipado con este movimiento.

Por su parte, el reloj Drive de Cartier tourbillon volante es una pieza de Alta Relojería equipada con el movimiento mecánico de cuerda manual 9452 MC. Un reloj, según los estándares de la certificación relojera más prestigiosa, que define el emblemático nivel de excelencia de Cartier en materia de Alta Relojería.

 

Fotos: Eric Sauvage © Cartier

 

 

RELATED ARTICLES

La exquisitez del diseño italiano