Bajo el sol de la Toscana

Bajo el sol de la Toscana

Bajo el sol de la Toscana

Es una de las regiones con mayor patrimonio cultural de Italia y también productora de vinos innovadores que desafían la tradición. Una búsqueda constante que no resigna nobleza y calidad.

Italia es indiscutiblemente un país de tradición y prestigio, de productores nobles con enorme trayectoria que han buscado durante siglos mejorar la calidad de sus vinos y otros productos regionales. A diferencia de Francia, su país vecino, en materia de vinos se ha permitido experimentar, al punto de aceptar dejar de lado menciones y clasificaciones que tanto tiempo le llevó obtener.

Las décadas de los 70 y 80 fueron protagonistas del surgimiento y la incorporación de variedades francesas que llevaron a muchos vinos a poner la llana mención de +vino da tavola+ (vino de mesa) en sus etiquetas, colaborando al desprestigio del sistema de DOC (denominación de origen controlada).

La incorporación de la categoría DOCG (+denominazione de origine controllata e garantita+) de la década de los 80 no mejoró demasiado la situación. Prácticas obligatorias de algunas DOC y DOCG, como la incorporación de vino blanco al Chianti para aumentar el volumen, o la permanencia excesiva en cubas para el Brunello para lograr vinos muy evolucionados, también afectaron a la imagen de las clasificaciones.

Algunos productores consideraban que la reglamentación vinícola italiana, al regular hasta los mínimos detalles, sólo entorpecía los crecientes esfuerzos por elaborar vinos de calidad y afectaba el crecimiento de la industria y su +aggiornamento+ al gusto internacional.

Surgieron vinos excluidos de la clasificación y comercializados dentro de la categoría vinos de mesa, cuya calidad en muchos casos era extraordinaria, recibían premios, las mejores críticas, se vendían a precios altos y le encantaban a los consumidores.

Muchos de estos vinos nacieron en Toscana, y la prensa los llamó los Supertoscanos por el interés que despertó su calidad. La situación obligó a modificar la legislación y generó la incorporación de la categoría IGT (+indicazione geografica tipica+) a la reglamentación.

Dando lugar a una clasificación intermedia y muy conveniente surgen las IGT; como nota de color es válido comentar que en países del nuevo mundo como Argentina y Uruguay, entre otros, hoy es tendencia indicar procedencia y origen para orientar a un consumidor más interesado.

LO CLÁSICO Y LO PRESTIGIOSO. Las regiones de la Italia del centro son Toscana, Lazio, Umbria, Marche, Abruzzo y Molise. La lista de vinos destacados es importante y en primer lugar cabe mencionar a Chianti que alcanza a cubrir a 6 provincias de la Toscana, que van desde la ciudad de Florencia a la de Siena. Su fórmula tradicional era: 70% Sangiovese, y en menor porcentaje Canaiolo nero, Trebbiano toscano, Malvasía del Chianti, y Mammolo.

Tanto las técnicas del +governo+ (adición de uvas pasas o de mosto después de la fermentación para provocar una segunda fermentación), la adición de un porcentaje de uvas blancas y la incorporación de un 15% de vinos de otras zonas han desaparecido casi por completo. Los hay con menciones como: rosso, riserva, superiore, algunos portan el +Gallo Nero+ (gallo negro), símbolo del Chianti Classico.

Vino Nobile di Montepulciano es una DOCG de la comuna de Montepulciano, Provincia de Siena. Se trata de un vino parecido al Chianti aunque por lo general de mayor cuerpo y alcohol. Otra denominación digna de mencionar es Brunello de Montalcino. Si Chianti es la tradición, Brunello es el prestigio. A la cepa Sangiovese la conocen como Brunello. Otra denominación muy célebre es la de Vin Santo para vinos dulces de la región elaborados con uvas pasificadas.

Volviendo a los Supertoscanos y su historia es inevitable mencionar a quien dio el puntapié inicial: Mario Incisa della Rocchetta de la bodega Tenuta San Guido quien crea el Sassicaia elaborado a partir de Cabernet Sauvignon y Franc. Otro vino extraordinario es Tignanello hoy perteneciente a la Bodega Antinori, que bien merece su prestigio sostenido durante las últimas décadas.

Forman este grupo otros vinos a destacar como: Solaia, Nemo, Ornellaia, Tassinaia, Guado al Tasso, Masseto, todos con gran influencia de variedades francesas. Algunos fueron alcanzando la DOC pero otros aún se comercializan bajo la mención IGT Toscana. Quien conoce la Toscana sin dudas la ubica entre las regiones más lindas que ha conocido. No sólo por sus paisajes y sus vinos, su gastronomía también colabora para convertirlo en un destino absolutamente inolvidable.

RELATED ARTICLES

Oficio de torcedor

Oficio de torcedor

De los varios of icios

READ MORE

Leave a Reply